Mahón
Un puerto natural muy especial
MAHóN El Tiempo

Déjate llevar por su encanto

Mahón se ha convertido en un destino perfecto en Menorca para disfrutar de unas merecidas vacaciones en esta maravillosa isla.

Quizá se debe a que Maó, nombre que recibe en catalán, es la capital de Menorca y tiene de todo para atraer la atención del turista. Dispone de un magnífico puerto natural de 5 kilómetros, considerado el más grande del Mediterráneo y el segundo a nivel europeo. Su largo paseo marítimo hace de esta ciudad la principal zona de fiesta para salir en Menorca, con sus numerosas terrazas, restaurantes y locales.

Además, cuenta con varios puntos de interés turístico como la Fortaleza de la Mola o el Bastión de Sant Roc entre otros, y numerosas playas con mucho encanto. ¡Ven a conocerlo!

Cómo llegar

A Mahón podemos llegar en barco, desde Palma de Mallorca, Valencia o Barcelona. Su puerto es también destino de escala de muchos cruceros.

Aquí se encuentra el aeropuerto de Menorca, a 5 minutos en coche del centro de la ciudad.

Qué ver

Una vez llegados a Mahón, es imprescindible pasear por su hermoso puerto y por el centro de la ciudad, para conocer todos sus interesantes rincones.

Casco antiguo

Dar un paseo por el casco antiguo de Mahón es algo muy interesante, para conocer un poco de su historia y su cultura. Partiendo del ayuntamiento encontraremos diferentes edificios, como la Iglesia de Santa María (en ella se celebra el festival internacional de órgano), la Iglesia de la Concepción, el teatro o el museo de Menorca, alojado en un convento franciscano antiguo.

Si pasas por la calle de Isabel II podrás ver impresionantes casas señoriales.

Llega hasta la plaza de Miranda y no te pierdas las vistas panorámicas del puerto, para después pasar por la plaza de la Conquista, donde se encuentra un monumento en honor al rey Alfonso III, que conquistó Menorca a los musulmanes.

Puerto de Mahón

Este puerto es uno de los puntos fuertes de Mahón por sus atractivas características naturales y su encanto. Puedes disfrutar de él caminando o a bordo de un catamarán amarillo, una interesante alternativa para conocer todos sus rincones.

Los miradores de la ciudad no debemos pasarlos por alto. Si queréis tener unas bonitas vistas al puerto, buscad el Mirador del Puente es Castell o el Mirador de San Francisco, ubicado en una zona de descanso, entre huertos. 

Miradores

En la ciudad hay 6 puntos estratégicos, 6 miradores desde los cuales tener una perspectiva diferente de la ciudad, de su puerto, y disfrutar con la cámara si somos unos apasionados de la fotografía. A continuación te indicamos cuáles son y dónde se sitúan. 

Mirador de Sant Francesc

Sobre los antiguos huertos y bancales de los franciscanos se creó este mirador, desde el que se divisa sa Colàrsega, el puerto industrial y el puerto de invernada. Hacia el horizonte divisamos el Toro, la montaña más alta de la isla. Lo encontrarás al lado del Museo de Menorca.

Pont des General

Estrecho callejón que comunica la ciudad con el puerto, y desde el que disfrutamos de una panorámica diferente, con la visión de los tejados de los edificios del Moll de Ponent, entre los que destaca la antigua Eléctrica Mahonesa y las destilerías del gin menorquín.

Mirador de ses Monges

El más reciente de los miradores sobre el puerto es, en realidad, la recuperación de uno anterior, que se había tapiado a finales del siglo XVIII. A través de un pasaje, accedemos a este lugar que parece un balcón colgado de los acantilados, y que permite visualizar la zona más interior de la dársena.

Mirador del Pont des Castell

Es el más antiguo de los miradores de la ciudad, pues ya existía en el interior del primitivo castillo de Maó, formado por las manzanas y calles que rodean la actual plaza de la Conquesta. Podemos contemplar una bella imagen, enmarcada por los jardines del parque Rochina y del pla de Baixamar.

Mirador del Carme

Con la reforma del Claustre del Carme y del mercado, a finales de los años noventa, se creó un nuevo mirador sobre el puerto de Maó, sobre la costa de ses Voltes y enfrentado al mirador del Pont des Castell.

Mirador de Miranda

Cuando se urbanizó la plaza sobre los antiguos huertos carmelitanos, surge este mirador con vistas a la Estación Naval y a la zona residencial de s’altra banda. Si desde el mirador continuamos por el paseo de cornisa, que transcurre sobre los acantilados, conseguiremos una visión general del puerto de Maó, que, por su altitud, nos permitirá disfrutar de una bella panorámica desde sa Colàrsega hasta la bocana.

Bastión de Sant Roc

Conocido también como Portal de San Roc, es el resto que se conserva de la puerta principal de la muralla, que antiguamente rodeaba a esta ciudad. Lo encontramos en la plaza del Bastión.

Podemos apreciar sus dos torres que se mantienen hoy en día, y atravesar esta especie de puente para sentir como nos adentramos más en su historia.  

Fortaleza de la Mola

Es el principal atractivo turístico del puerto de Mahón y el monumento militar de mayor importancia de las Baleares, así que pagar por entrar a verla vale la pena.

Se trata de un recinto con impresionantes muros, que se encargaban de defender Menorca de la invasión de los enemigos que llegaban buscando su conquista. Antiguamente fue usado como cárcel, posteriormente como cuartel del ejército y actualmente es un museo militar.

Desde aquí podemos contemplar unas vistas extraordinarias del Puerto y unas perfectas puestas de sol.

Su entorno está declarado como zona especial de protección de Aves, y se pueden observar las migraciones de éstas cuando ocurren en primavera.

En la Fortaleza existen diferentes actividades para hacer esta visita más completa, como visitas guiadas, exposiciones, conciertos, paseos a caballo o excursiones en Buggy.

Islotes de Mahón

En el puerto de Mahón encontramos varias islas o islotes, de diferentes tamaños:

Isla de la Cuarentena e isla de Pinto: estos 2 son de uso militar.

Isla del Lazareto: es el más grande. En su edificio se realizan congresos, cursos y eventos científicos. Antiguamente era el lugar donde pasaban la cuarentena las personas infectadas que llegaban al puerto. Justo detrás encontramos la Fortaleza de la Mola.

Islote del Rey: aquí tuvo lugar el desembarco del Rey Alfonso III para conquistar Menorca y liberarla de los musulmanes. Esta isla se puede visitar los domingos con un tour guiado.  Podemos acceder de forma gratuita al Hospital Naval de 1711, donde ver curiosos utensilios médicos de aquella época usados en los heridos de batalla, y que por suerte no son los mismos que hoy en día!

Los Yellow Catamarans hacen el trayecto des del puerto a estos dos islotes .

Castillo de San Felipe

Se encuentra en un estado bastante ruinoso, pero puede visitarse (el horario y la tarifa varían según la época del año).

Lo curioso de este castillo son sus galerías subterráneas a modo de laberinto, construidas en diferentes niveles, a lo largo de tres siglos, a manos de españoles y británicos. Su construcción fue iniciada tras el ataque del pirata Barbarroja, en un intento de defensa.

Llegaremos a este castillo en coche, autobús o caminando desde Es Castell (a 1 Km)

Es Castell

Conocido como Georgetown para los ingleses, es un pequeño pueblo de pescadores a 3 Km del centro de Mahón, donde se aprecia la dominación británica de Menorca.  

Un dato peculiar de Es Castell es ser el primer lugar de España donde amanece, por estar en la zona más oriental.

En él podemos visitar el interesante Museo Militar, en un llamativo edificio de color rojo frente al ayuntamiento, por unos 3€. En este museo podemos comprar entradas para ver el Castillo de San Felipe.

En el pueblo encontrarás una zona llamada Cales Fonts. Se trata de un antiguo muelle convertido en área de ocio por sus numerosos bares, restaurantes, tiendas artesanas y pubs, que lo hacen un sitio ideal para salir de noche.

Fort Malborought

Es una construcción militar hecha por los ingleses, donde su edificación ha sido excavada en parte de roca y subsuelo, dando una curiosa forma a las galerías que la componen. El Consell Insular de Menorca lo ha habilitado como museo, y ha recreado el ambiente de aquella época en sus diferentes salas, mientras recorremos sus subterráneos. La entrada tiene un coste de 3€ para adultos (gratuito para menores de 8 años)

Se localiza en Cala Sant Esteve, en Es Castell.  

Torre d’en Penjat

Es una torre de defensa construida por los británicos, que se localiza cerca del Fort Malborought y servía para proteger el puerto. Debe su nombre por situarse en una pequeña montaña donde había una horca para rendir justicia.  

Playas

Maó tiene estupendas playas, donde presenciar ese color turquesa que caracteriza las aguas de Menorca, por sus fondos que reflejan la luz del sol. Ejemplo de ellas son Cala Mesquida, Cala d'En Tortuga, playa de Es Grau o Cala Tamarells.

También recomendamos que te acerques a Cala Sant Esteve, en el pueblo de Es Castell.

Cala d'En Tortuga

Pequeña cala de aspecto totalmente rústico y aislado, lejos del objetivo del turismo de la isla.

Mas info

Cala es Murtar

Cala rodeada de pequeñas edificaciones donde residen los visitantes que generalmente frecuentan...

Mas info

Cala Tamarells

Playa a la que se accede a través de largos caminos de tierra, bien caminando o con vehículo...

Mas info

S'Arenal d'En Mongofre

Playa rústica de difícil acceso que goza de una excelente arena dorada y aguas cristalinas.

Mas info

S'Enclusa

Playa virgen compuesta de arena que presenta un bajo grado de ocupación debido a su difícil...

Mas info

Cala Caldés

Cala aislada de difícil acceso localizada en una zona muy poco frecuentada por el turismo de la...

Mas info

Qué hacer

Senderismo

Cala Sant Esteve es punto de partida de la ruta a Cala Rafalet o a Punta Prima, que pertenecen al Camí de Cavalls y son extraordinariamente bonitas de recorrer.

Paseo en catamarán

Viajar a bordo de los catamaranes amarillos es una grata experiencia. Recorren el puerto y te permiten observar todos sus rincones y monumentos históricos, como la Mola o el hospital de cuarentena de la isla de Lazareto, acompañado de la brisa del mar.

El precio es de 12,50€ por persona.
Los encontrarás en la calle Moll de Llevant (la oficina se encuentra en la antigua estación marítima).

Dónde comer

En Mahón encontrarás una variedad infinita de restaurantes, muchos de ellos a lo largo del puerto, donde disfrutar de una gran velada. Cocina mediterránea, italiana, asiática, bares de tapas, asadores y marisquerías son algunas de las opciones a elegir. 

Dónde dormir

En el centro de Mahón encontraremos varios hoteles con piscina y spa, boutique hoteles, que hacen de la estancia de su huésped algo especial, hoteles de lujo y algún hotel rural. Si buscas una estancia un poco más económica, existen también hostales por esta zona. 

Si buscas un poco más de tranquilidad, en las afueras de la ciudad encontrarás varios agroturismos donde pasar unas relajadas vacaciones.

Alrededores

Cerca de Mahón encontraremos otros lugares interesantes que visitar, como el Faro de Favaritx, con un paisaje muy peculiar, o el parque natural de la Albufera des Grau.

Binibeca es un pueblo que no debemos dejar escapar y que seguro nos sorprenderá.

Talatí de Dalt es un poblado prehistórico a 4 km de Mahón, de los más importantes de Menorca con diversos restos talayóticos y monumentos. El folleto que nos entregan a la entrada ayudará a conocer de qué tratan todas las estructuras que vamos viendo, haciendo la visita más interesante. La entrada de adulto cuesta 4€ y los menores de 8 años tienen acceso gratis.

Poblado talayótico de Trepucó, a 2 Km de Mahón, de los más grandes de la isla. Es interesante de ver, pero menos que el anterior.

Punta Prima


Fotos de Mahón ¿Que está ocurriendo ahora?


Los lugares más bonitos que podrás visitar

Ciutadella de Menorca
Ciutadella de Menorca

La ciudad más bonita de Menorca

Ferreries
Ferreries

Una perla blanca enclavada en el valle

Es Mercadal
Es Mercadal

Relax y tranquilidad en el centro de la isla

Binibeca
Binibeca

Un poblado sacado de un cuento

Alaior
Alaior

Tierra de talayots y artesanía