Estellencs
La perla balear
ESTELLENCS El Tiempo

La combinación perfecta

Mallorca es un destino clave en la agenda de miles de personas en todo el mundo debido a sus playas paradisíacas, su buen comer y su ambiente inmejorable, pero dentro de la isla existe una pequeña población que aúna todas estas maravillas: Estellencs. Este pequeño pueblo está situado mirando al mar, en la parte occidental de la Serra de Tramuntana y a escasos 30 kilómetros de Palma de Mallorca.

Los bosques y la naturaleza que lo rodea, sus escasos 380 habitantes y las preciosas calas que están alrededor del pueblo, hacen que este lugar conserve todo el encanto de la Mallorca rural y auténtica. 

Playa, naturaleza, gastronomía y tranquilidad, Estellencs tiene esto y mucho más. Continúa leyendo para descubrir todo lo que tiene que ofrecer esta perla balear.

Cómo llegar

Qué ver

Las calles empedradas que recorren el pueblo lo convierten en una localidad muy atractiva y agradable para los amantes de los ambientes rurales y tranquilos. A pesar de estar bien conectado con el resto de la isla a día de hoy, no lo ha estado hasta hace unos años, por lo que el turismo masificado no ha llegado a sus calles; una garantía de tranquilidad, sobre todo en invierno, otoño y primavera. Estellencs está bien conservado y tiene ese ambiente de pueblo mallorquín tan cotizado y apreciado por los turistas.

Entre los puntos de interés del pueblo destacan los siguientes:

Iglesia de San Juan Bautista

Obligatorio para todo interesado en la materia. La antigua iglesia parroquial de San Juan Bautista fue construida en el siglo XVII y ampliada más adelante en el siglo XIX. Además, su campanario fue una torre de defensa en el siglo XVI, la cual se convirtió en campanario al construir la iglesia; una parte indispensable de la historia del pueblo que sigue en pie y bien conservado a día de hoy.

Cala Estellencs

Sin duda, uno de los grandes atractivos de la localidad es su preciosa cala. Es una cala de gravilla, piedras y rocas, y es casi virgen al no haber sido explotada prácticamente de ninguna forma, conservando toda su naturalidad y tranquilidad.

Una visita más que recomendable para quien quiera visitar una auténtica cala mallorquina con su agua limpia y color turquesa, lejos de las ruidosas playas de las capitales o localidades más concurridas. Además, tiene el encanto añadido de contar con un embarcadero de pescadores clásico, que todavía sigue activo, otorgándole ese toque diferente y autóctono.

Qué hacer

En Estellencs hay muchísimas cosas que hacer: disfrutar de un baño en la cala y el puerto, probar la gastronomía local, visitar las calles del pueblo, deleitarse con la iglesia de San Juan Bautista… pero sin duda, uno de los reclamos más atractivos es la oportunidad de hacer senderismo en los alrededores.

Excursión hacia Cala Estellencs

Es una ruta muy popular, ideal para hacerla con niños e incluso con bebés en cochecito. Por lo tanto podemos decir que la dificultad del itinerario es muy fácil. Además, tampoco es una caminata muy larga, ya que se puede realizar en 1 hora atravesando un precioso pasaje circular.

El punto de partida podemos situarlo en las calles del mismo pueblo de Estellencs, que está a 1,4 km de la famosa cala, en una altitud mayor. La bajada la podemos hacer en unos 30 minutos a paso de niño, bajando desde el pueblo a la cala por una carretera bien asfaltada. La vuelta se puede hacer desde el mismo camino por el que hemos bajado, aunque se recomienda hacer el recorrido circular para disfrutar de los parajes de la zona al completo.

En el camino veremos varias viviendas rústicas tradicionales, viñedos locales y una preciosa panorámica del pueblo con las montañas de fondo, componiendo un paisaje natural y rural sin igual. Además, en verano el restaurante de la cala está abierto; la mejor forma de ponerle el broche de oro a la travesía degustando sus platos y refrescándose en el bar tras un día activo de caminata y baños.

Dónde comer

Aunque el pueblo es pequeño, existe la posibilidad de comer en bares y restaurantes locales. Destacan sobre todo los restaurantes de comida mallorquina tradicional y de comida italiana, presentes en la localidad. Se puede comer algo tanto al lado de la cala, en el restaurante que hemos mencionado anteriormente, como en el mismo pueblo.

Además, Estellencs está bien conectado con los pueblos de alrededor y a escasos 30 minutos de la capital (Palma), por lo que otra opción sería aprovechar un par de días para hacer turismo por la zona y gozar de la rica gastronomía de Mallorca.

Dónde dormir

En Estellencs también hay unos cuantos hoteles con diferentes perfiles, para así satisfacer todo tipo de clientes. Podemos hospedarnos en hoteles más clásicos, con piscina y spa o en hoteles rurales para vivir una experiencia más rústica. También podemos encontrar algún agroturismo en el pueblo, para la gente que prefiere un ambiente más íntimo y local a la hora de alojarse.

Estos hoteles y agroturismos están situados tanto en el centro del pueblo como en los alrededores, por lo que podemos elegir el alojamiento céntrico si queremos bañarnos en el espíritu de la localidad y estar a un paso de sus calles, o podemos hospedarnos en las afueras para una estancia más tranquila y para disfrutar de la plena naturaleza.


Fotos de Estellencs ¿Que está ocurriendo ahora?


Los lugares más bonitos que podrás visitar

Alcúdia
Alcúdia

La ciudad amurallada al norte de Mallorca

Puerto de Alcúdia
Puerto de Alcúdia

Diversión y relax para toda la familia

Andratx
Andratx

Uno de los municipios más antiguos de la isla

Camp de Mar
Camp de Mar

Magnífico paisaje

Puerto Andratx
Puerto Andratx

El puerto más bonito del Mediterráneo

Artà
Artà

Arqueología, cuevas y mucho más